Mi perro se lame mucho

Los perros se lamen con regularidad distintas zonas del cuerpo (no tanto como los gatos), sin embargo, cuando esta acción se vuelve específica a una parte o región es mejor prestar atención pues puede deberse a un problema. Generalmente estas acciones se enfocan más a las almohadillas y las patas del perro. Algunas causas:



Problema médico veterinario:
Generalmente el perro se lame solo una de las patas o una zona específica.

Dolor: Puede deberse a una herida, a una lesión en las almohadillas, a nivel de tendones, irritación en piel, quemaduras, raspaduras, desgarro…
Parásitos: Existencia de parásitos en la zona los cuales causan picazón u otras molestias, ácaros, pulgas, garrapatas, hormigas…
Cuerpo extraño: Objetos como astillas, clavos, etc los cuales se encuentran (o encontraban) en la zona afectada.
Desorden nervioso: Un problema nervioso puede tener este tipo de sintomatología

Problema conductual: 
No siempre se lame una sola pata o una región en particular

Aburrimiento: Un perro que no realiza actividad física o mental se deprime fácilmente llevándolo a buscar otra manera de sentirse a gusto y debido a la liberación de endorfina que provoca lamerse resulta ser la mejor opción que tiene el perro pudiendo además desarrollar una manía por dicha actividad (estereotipia)
Estrés: Un perro estresado puede empezar a lamerse, sin embargo, en este caso desarrolla una manía el cual le lleva a tener problemas como dermatitis por lamedura los cuales afectan directamente la salud del perro y es necesario un tratamiento médico veterinario-conductual pues las complicaciones secundarias pueden llevar a problemas graves.

Sobreactividad: Los perros de competencia, tácticos y en general aquellos enseñados a realizar actividades físicas y mentales intensivas (adiestramiento avanzado, senderismo, etc) tienden a lamerse o a realizar otras acciones (se emocionan) una vez se acerca la hora de la sesión, la competencia o incluso cuando sienten la necesidad de realizar la actividad para la cual están entrenados, esta ansiedad los lleva a lamer o incluso dañar partes de su cuerpo tales como almohadillas o la cola. 

Brinda a tu perro juguetes y entretenimientos, pasealo diariamente y mantén una limpieza del mismo.

Si tu perro se lame de tal forma que le causa dolor, molestia o vez enrojecimientos, inflamación, sangre, úlceras o costras debes buscar atención médico veterinaria para descartar problemas de salud y de ser el caso asesórate para mantener la salud mental de tu mascota