Herramientas para iniciar el adiestramiento canino


Si quieres iniciarte en el mundo del adiestramiento canino debes familiarizarte con las diversas herramientas con las cuales desempeñamos dicha actividad. Igualmente conocer un poco de lo que solemos llevar en la mochila te ayudará a tener una idea de la responsabilidad con la cual el adiestrador maneja a los perros en la sesión.



Necesarios: Lo básico para realizar un adiestramiento…

El perro: Suena obvio ¿verdad?... si el adiestrador es bueno en lo que hace, no discriminará a un grupo o raza de perros pues sin importar la edad, el tamaño, la forma, color, nivel de actividad, etc TODOS  están en capacidad de aprender. De todos modos hay adiestradores que son específicos a una raza pues la conocen perfectamente y saben cómo trabajarla con más eficiencia y generalmente enfocándose a la labor que desempeña el perro (un pastor collie pastorea). Muchas veces no solo se adiestra a un solo perro pues en esta especie el trabajo en equipo es muy efectivo por lo cual el adiestrador convoca a sesiones con otros perros o asiste a la sesión con un can previamente entrenado.

El adiestrador: Un adiestrador es quien ha estudiado años de su vida el comportamiento y algunos aspectos médicos de los perros, su nivel de responsabilidad se puede evaluar con las metodologías que te plantee para realizar el adiestramiento, debería de poder dominar más de una técnica y sin importar lo que te diga (no te dejes timar) siempre debe realizar algunas sesiones muy bien explicadas en presencia del dueño con el fin de que el adiestramiento funcione y además para que puedas ver y de ser necesario reclamar por alguna de sus acciones. Independientemente del dinero debe ser una persona que guste y se sienta cómoda con los perros pues en definitiva no se trata de una máquina, estamos hablando de un ser vivo que merece respeto y que simplemente quiere o se le esta motivando a aprender.

Motivación: En Teodogs creemos que a ningún perro se le debe forzar a realizar una orden, por el contrario se le debe motivar y las sesiones simplemente se deben plantear como juegos y retos en los que se gana o se pierde. El nivel de motivación al que se lleva al perro dependerá del criterio del adiestrador, sin embargo, si notas que tu perro se distrae con facilidad, no atiende a las órdenes o simplemente no tiene la disposición para realizar las actividades ten en cuenta que es culpa de quien le adiestra pues no está interesando lo suficiente al perro el cual prefiere hacer otras cosas. Nunca le echen la culpa al perro.

Lo indispensable: Lo que definitivamente se debe hacer…

Valoración médico veterinaria: El perro debe encontrarse en óptimas condiciones físicas para poder pensar en un adiestramiento, cualquiera que sea su tipo. El adiestrador debe conocer las enfermedades que haya padecido el ejemplar y además debe valorar las condiciones del perro y de sospechar alguna anormalidad negarse a iniciar la sesión.



Por responsabilidad: los utensilios que debería poseer el adiestrador… 


Bowl: El adiestramiento es una actividad muy dinámica y por tanto el adiestrador debe cerciorarse de que el animal calme la sed siempre al final de la sesión o en intervalos de descanso (El consumo de bebidas o alimentos en actividad física puede causar problemas médicos). Es común en sesiones lejos de la población  o muy calurosas llevar un bowl para facilitar el consumo de líquido al perro y por supuesto cargar con suficiente agua.



Cuerdas de repuesto (traíllas): Si bien hay técnicas de adiestramiento que no requieren cuerdas, con el fin de contener físicamente al perro (de ser necesario) se deberían llevar repuestos, además suele pasar que las cuerdas que se estaban usando se pierdan o  se rompan.

Vendaje: El adiestramiento y en especial ciertos ejercicios de nivel avanzado son actividades físico-mentales extenuantes y esto puede llevar a lesiones que requieran inmovilización o protección del área afectada. Cabe decir que en estos casos la sesión queda automáticamente aplazada y se debe acudir al médico veterinario.




Primeros auxilios: Lo óptimo es que el adiestrador conozca de primeros auxilios tanto para animales como para humanos pues nunca se está exento de accidentes y además hay ejercicios que representan cierto grado de riesgo para los perros y para las personas involucradas.


Las anteriores son las recomendaciones y utensilios con los cuales se puede iniciar un adiestramiento, de igual forma nos ayudamos de múltiples herramientas que si bien no son de uso obligatorio ayudan en el proceso de adiestramiento. Algunas de ellas son:

Las herramientas básicas: son básicas...

Juguetes: Las pelotas, neumáticos, juguetes de hule, entre otros; se usan con el fin de motivar, premiar o castigar al perro y si bien no son fundamentales seguramente atraerán mucho más la atención de nuestro amigo, además, harán más divertida la sesión. Hay que tener en cuenta el tamaño de los juguetes con el fin de evitar que el perro se los trague, evitar también materiales que puedan resultar dañinos y en el caso de los neumáticos revisarlos periódicamente pues en su interior poseen alambre metálico el cual por el desgaste puede salirse y herir al perro o a quien manipula el objeto.


Comida: Las golosinas como las galletas para perro son excelentes premios, motivantes y castigos sin embargo recuerda que el exceso puede tener repercusiones gastrointestinales. Mira bien la fecha de vencimiento, no son recomendables para sesiones de mucha actividad física y además ten en cuenta que si el perro pierde el apetito ya no serán de gran ayuda.




Canguro (riñonera): Más que básica es una herramienta práctica pues es más fácil cargar juguetes, golosinas y otras cosas sin ocupar las manos y acceder rápidamente a lo que se necesite.



El collar y la correa (traílla): Obviamente sirven para sujetar al perro y realizar las actividades pertinentes, pero además si un perro tiene el collar en su sitio, podrá solucionar los inconvenientes que genere una pérdida (escapada) del ejemplar. Generalmente en el desarrollo del adiestramiento estas herramientas se suelen soltar dejando libre al perro.




Pañoletas: Las pañoletas le añaden color a la sesión y cumplen la misma función que un collar en caso de pérdida del ejemplar, además, cuando se trabaja con perros iguales (misma raza) pueden ser de gran utilidad para una identificación rápida de los animales y así evitar confusiones.





Herramientas de nivel medio: ¿ya no eres tan novato?

Collar de ahogo y collar de presión: Independiente del nombre es un collar que bien colocado es más seguro (en sujeción) y también puede dar una sensación de más libertad que el collar y correa convencional, sin embargo,  en manos inexpertas literalmente puede ahogar al animal pudiendo ser perjudicial para el perro. También son más sencillos de quitar.


Mochila: La mochila puede hacer que tu perro se sienta importante pues en muchos casos les agrada saber que son responsables de un recado (tu billetera, bolsas para las heces, algunos juguetes, el bowl portable) y en muchos casos son indispensables para el adiestramiento como lo es en algunos perros de búsqueda y/o rescate. Recuerda no ajustarla mucho y tampoco dejársela al perro cuando se disponga a jugar pues suelen revolcarse con ella en el lodo (no esperes que el perro la lave).



Silvato: Estas herramientas pueden ayudar para mejorar la atención al igual que la comunicación con el perro, muchos se pueden graduar con el fin de lograr varios tonos (muchos inaudibles para el oído humano) y así enriquecer la obediencia del ejemplar. Si aprendes a manejar los silbidos seguramente podrás emular las posibilidades que te ofrece esta herramienta.





Clicker: Esta es una herramienta que emite un sonido de ¡click! Al presionar, es útil para aplicar técnicas de refuerzo positivo, no obstante, en manos diestras puede ser usado con el fin de lograr muchos más objetivos. El sonido es igual al de apretar una tapa metálica de refrescos y los resultados son exactamente iguales, su uso requiere conocimiento.





Dueño: Si bien no lo podemos llamar herramienta, definitivamente es un excelente medio de refuerzo por lo cual puede ser requerido por el adiestrador el cual le brindará los conocimientos necesarios para su interacción en el proceso de adiestramiento.






Herramientas avanzadas: Más responsabilidad…

Bozal: Es una herramienta tan necesaria como peligrosa la cual debe saberse manejar con el fin de no estresar al perro y desencadenar problemas de agresión. Debe permitir la toma de líquidos al animal y ajustarse lo suficiente como para no desprenderse del mismo (igual el perro aprende a quitárselo o se le puede enseñar). En Colombia es requisito portarlo para determinados grupos y razas de perros. ver ley 746




Varas: Son accesorios que ayudan a guiar, motivar o castigar al perro en ciertos ejercicios. NO es un instrumento para lastimar al animal, su uso debe estar bien fundamentado.






Arnés: Los arnés de arrastre son para aquellos ejemplares de utilidad lo suficientemente capacitados para llevar cargas (perros de trineo, competencias de arrastre) y también son requeridos en algunos ejercicios que no necesariamente son de carga. Lo óptimo es cargar el arnés una vez el perro tiene como mínimo seis (6) meses y regulando meticulosamente el peso.



Manga y traje de mordida: Estas herramientas son para proteger el cuerpo de las mordidas de los perros, deben ser lo suficientemente fuertes para evitar la perforación de  los colmillos en la piel y también adecuados para no dañar la dentadura del ejemplar. Se recomienda su uso con perros mayores a seis (6) meses debido al cambio de dientes de los cachorros, además cabe recordar que un adiestramiento de mordida debe iniciarse una vez el animal a madurado y demuestra ser un perro equilibrado y apto para este tipo de adiestramiento.


Pseudo-olores u objetos específicos: En el caso de perros de búsqueda se requiere el objeto a buscar y si no se posee (no se encuentra o es ilegal) pude ser reemplazado por una sustancia que desprenda un olor igual al deseado (pseudo-olor)

Equipo: Un equipo de adiestramiento consta del manejador/adiestrador y uno o más señuelos o figurantes, es decir, un grupo de dos (2) o más personas cada uno con un papel específico y con conocimiento de lo que se desea. Cada miembro es responsable del adiestramiento del perro al igual que de comportarse a la altura de lo que se está realizando.




E-Collar: El collar electrónico es una herramienta cuestionada, sin embargo, en manos responsables no causa daño real y tiene unos beneficios interesantes. Es un aparato electrónico que emite una vibración la cual se puede ajustar en intensidad, como recomendación es útil en casos muy específicos donde las demás alternativas han fallado.





Herramientas muy avanzadas (nivel de competencia)…

Las herramientas son como su nombre lo indica, herramientas, objetos innertes que por si solo no causan ni bien ni mal. El uso de estas herramientas (y de cualquier otra) debe ser fundamentado y realizado por personas que conocen muy bien la técnica de uso. NO es algo que debería manejar un propietario común.
 
Collar de presión y dientes o collar de dientes: Es un collar que posee pinchos (clavos) por la cara que entra en contacto con el cuello del perro. Son útiles para lograr un pequeño estímulo que puede ser redirigido por el adiestrador, este al igual que cualquier otro collar o trailla NO se usa para contener al perro, son solo para guíar sin tensión. Mal usado causará serios daños en un ejemplar.


Collar anti-ladridos: ¿un perro habla? NO, ladra... Este collar emite una señal eléctrica cuando el perro ladra con el fin de mitigar los sonidos. Debe usarse en casos específicos y muy bien fundamentados.

Herramientas que NO conozco…


Arnés anti-salto: Sencillamente evita el salto del animal

Si no se conoce una herramienta sencillamente no se usa, cualquier herramienta necesita una capacitación del que la usará pues su aplicabilidad en el adiestramiento no estará claro si no se tienen los argumentos necesarios.







IMAGINACIÓN, DIVERSIÓN Y AMOR POR LA LABOR Y LOS ANIMALES...